Libertinaje Digital

Aquí no llamamos “libertinaje” a la Libertad

Hay que saber olvidar, niños

Es necesario saber olvidar. No por ignorancia o cobardía, sino en virtud de una voluntad de reconciliación y de perdón verdaderamente responsable y fuerte; una voluntad basada en los altos ideales de la paz que se alimenta de la justicia, de la libertad y ¿por qué no decirlo? del perdón y del amor fraterno” (…)

41920_curas_beatificadosjpg

“es lo que puede llamarse una auténtica y sana purificación de la memoria”.

curas_fascistasjpg

(..) “A los jóvenes hay que liberarlos, en cuanto sea posible, de los lastres del pasado, no cargándolos con viejas rencillas y rencores, sino ayudándoles a fortalecer la voluntad de plena concordia y de amistad, capaz de unir pacíficamente las personas, las familias y las comunidades que integran y conforman la España actual”.

curas-fascistasjpg


Citas de Antonio María Rouco Varela Cardenal-Arzobispo de Madrid. Es de buenos cristianos perdonar (y de buenos católicos exigir que te perdonen, aunque tú te niegues a pedir disculpas)

Anuncios

Martes, 25 noviembre 2008 Posted by | Sociedad | , , , | Deja un comentario

Los descendientes de Franco, ricos por la Gracia de Dios

Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde, más conocido como Franco,  era conocido por ser uno de los generales más pobres de España. De hecho, cuando se casó con Carmen Polo se encontró con la hostilidad de la familia de su esposa que no quería verla casada con un don nadie.

Pero, cosas de la vida, resulta que ese don nadie acabó convirtiéndose en el dictador del estado español (“a la fuerza, contra su voluntad” diría Pío Moa, “mediante la fuerza y la brutalidad” diría cualquier persona normal). Y, como nuevo rico, buscó la manera de acrecentar su fortuna personal. De hecho, ya se había ocupado de ello antes de unirse a la campaña de genocido que le aupó al poder; una de las condiciones inexcusables para unirse al Movimiento era una considerable suma colocada a su nombre en un banco suizo (por si las cosas salían mal y había que salir por patas, que aquello de “morir por la patria” está muy bien para que se lo crean los demás).

Para vergüenza de los españoles, este buen señor murió en la cama y en posesión de su cargo. Cargo que había ejercido durante cuarenta años de nada. Y, ¡casualidades de la vida! resultó que en esos cuarenta años su riqueza personal había crecido un poco.

Tanto como para que, a día de hoy, se desconozca la fortuna exacta recibida por sus herederos (hay quien habla de 600 millones de euros, incluyendo un gran edificio en el barrio Salamanca de Madrid, más de 50 empresas y el famoso Pazo de Meirás).

Es aceptable que este señor haya recibido un sueldo por su labor como jefe de estado, lo inaceptable es la forma como fue “elegido” para el cargo, no el hecho de que cobre por ello.

Lo que ya no es tan aceptable son las “donaciones” que recibió casi a punta de pistola (pero sin el “casi”). Los “regalos” que le hacían empresas (agradecidas vosotros sabéis porqué) e incluso instituciones públicas como ayuntamientos o, incluso, museos. Sí, ya veís que cosas, los museos “donaban” parte de sus colecciones a la familia del Dictador. Y siempre sin olvidarnos de aquellas “compras” que se realizaron a precios ridículos o, simplemente, sin pagar (es famosa la historia de que cuando Carmen Polo paseaba por una ciudad, las joyerías que se atrevían a ello, cerraban la persiana. La buena mujer tenía la manía de no pagar lo que se llevaba).

A resultas de esto surgió una importante fortuna que los herederos de Franco siguen manteniendo hoy como si hubiera sido conseguida de forma legítima. Y, la verdad, yo reconozco que tampoco es que sea una cantidad de dinero tan alta como para tener un gran peso sobre nuestra economía pero ¡oyes! yo soy un poco tiquismiquis con el dinero que me han robado y si esa riqueza pertenece a la sociedad española ¿a qué esperan para devolverla?

Si no conocemos la riqueza exacta que han heredado los Franco es porque ningún juez lo ha investigado en serio. Al fin y al cabo, bastaría con exigirle a los herederos que justifiquen todas aquellas riquezas que tengan y que no procedan de la herencia, considerándose como herencia todo lo demás. Yo hasta sería generoso, no les pediría nada por el uso que han hecho de nuestros bienes durante los pasados 30 años. Con que devuelvan lo robado en su día por el dictador, me doy por contento.

Miércoles, 22 octubre 2008 Posted by | Política | , , , | Deja un comentario

Pues claro que fue genocidio!

Hoy voy a contar una historia que sucedió en un país lejano hace unos años, y sin ninguna relación con esta España nuestra, paradigma de la Democracia, la Convivencia y el Buen Rollito Esencial.

El país del que estoy hablando se llama Argentina y volvió a la Democracia tras siete años de cruel dictadura (nada que ver con España, que tuvo que aguantar 30 años). La dictadura se produjo contra un gobierno democrático que cayó tras un golpe de estado militar apoyado por un país democrático como EEUU (al contrario que España, en la que el golpe fracasó y la población en armas resistió durante tres años contra el potencial de países como la Alemania Nazi o la Italia Fascista).

Tras la caída de la dictadura, un gobierno democrático argentino apoyó la “Ley de Punto de Final” que impedía la investigación de los crímenes cometidos por los dictadores y su aparato de represión (en España, sin embargo, los miembros del gobierno dictatorial se aprobaron una “Ley de Amnistía” antes de las primeras elecciones). Gracias a ello, los antiguos jefes de policia y los principales oficiales implicados en el golpe, mantuvieron sus puestos (pero, al contrario que en España, ningún antiguo ministro se convirtió en líder de ningún partido político de importancia ni los hijos de los ministros de la dictadura llegaron nunca a ser ministros de la democracia).

26 años de democracia tuvieron que esperar los argentinos antes de ver a los primeros criminales de la dictadura sentados en el banquillo (algunos países llevan esperando ya más de 30 años). Miguel Osvaldo Etchecolatz, que había sido comisario de policia de la provincia de Buenos Aires, fue condenado en un juicio que como mínimo podríamos calificar de “raro”, incluyendo la desaparición de Jorge Julio López, un testigo clave que sufre el terrible record de ser la única persona argentina desaparecida dos veces (todavía no se sabe nada sobre él).

En el juicio “sólo” se pudo demostrar que Etchecolatz había cometido u ordenado seis homicidios, seis encarcelamientos ilegales y siete procesos de tortura de nada. Afortunadamente, esta mínima parte de sus crímenes fue suficiente para condenarle a cadena perpetua.

Naturalmente, el proceso no estuvo exento de polémica. Por si fuera poco con el secuestro de un testigo clave, se inició una poderosa campaña mediática por parte de la derecha que, básicamente, se basaba en afirmar que este juicio sólo serviría para “abrir viejas heridas” y para “desviar la atención de problemas más acuciantes”

Nada que ver con otros países como el nuestro, como podéis ver.

Por si fuera poco, el juez del caso, Carlos Rozanski, dijo que la condena no estaba a la altura del crimen cometido ya que, en interés de la “construcción de la memoria colectiva” habría que añadir que estos crímenes fueron cometidos “contra la Humanidad, en el contexto del genocidio que tuvo lugar en la República de Argentina entre 1976 y 1983”.

Para Rozanski, el genocidio se define por el intento de asesinar a un colectivo, y no a una serie de personas individuales. Y para ello, aunque reconoció que la Convención de Naciones Unidas sobre el Genocidio lo define como un “intento de destruir, en todo o en parte, un grupo nacional, étnico, religioso o racial” también señaló que en su primer borrador se incluía también a los grupos “políticos” pero que estos fueron eliminados por la presión de la URSS ya que, entonces, las purgas estalinistas también deberían ser consideradas “delitos contra la humanidad” (tal y como, efectivamente, debieran ser consideradas).

También citó Rozanski una sentencia de un tribunal español contra un torturador argentino y es que, en España (y a diferencia de Argentina), el código civil considera delito contra la humanidad la persecución de personas “por razón de la pertenencia de la víctima a un grupo colectivo perseguido por MOTIVOS POLÍTICOS, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos o de género[…]”

En estas circunstancias, y teniendo en cuenta que la cifra de desaparecidos, torturados y asesinados en España debió ser muy superior a la argentina. Y que la gran mayoría de estos crímenes se cometieron por motivos políticos (rojos, nacionalistas), religiosos (ateos) o de identidad sexual (homosexuales, lesbianas). No me queda más que preguntarme, dadas las grandes diferencias entre España y Argentina… ¿Cómo puede hacer uno para nacionalizarse argentino?

Domingo, 7 septiembre 2008 Posted by | En otros paises, Política, Sociedad | , , , , , , , , , , | Deja un comentario