Libertinaje Digital

Aquí no llamamos “libertinaje” a la Libertad

El sucesor de Rajoy

1229496992316rato-vinetajpg

(tia cómica publicada en el diario Público)

Es muy dificil que Rajoy se mantenga al mando del PP para las próximas elecciones.  No imposible, que este hombre ya ha demostrado en otras ocasiones una increible capacidad de supervivencia, pero sí muy dificil.

De hecho, si Rajoy ha conseguido mantenerse a a flote hasta ahora, ha sido porque alguno de los principales candidatos no estaba todavía preparado para dar el salto. Me refiero, por supuesto, a Camps.

Así que si Rajoy está donde está, no es porque nadie dentro del partido crea en su liderazgo, sino porque era demasiado pronto para quitarle. Por esta misma lógica, lo lógico es que caiga antes de las elecciones, pero claro, cuando Rajoy caiga las hostias van a ser legendarias y eso no es bueno justo antes de una votación.   Así que, probablemente, se lo van a cargar dentro de poquito:

Se acercan dos grandes oportunidades. Una son las próximas elecciones gallegas, la patria de Rajoy. Estas elecciones cuentan con la ventaja de que tienen toda la pinta de acabar en hecatombe popular, por lo que sería fácil utilizarlas contra el actual líder… Pero surgirá otro problema, y es el de quien será el que de el primer paso para hablar de destituir a Rajoy. Quien lo haga y, a no ser que sea muy diplomático, puede estar condenándose. Conociendo a cierta lideresa, es probable que sea ella.

Después vendrán las europeas que, existe el riesgo, el PP puede ganar, con lo que será más complicado echar a Rajoy. Pero si nadie se atrevió a mover ficha tras las elecciones gallegas, este será el mejor momento. Sino habrá que esperar una nueva oportunidad… cada vez más cerca de las elecciones generales.

Una vez caido Rajoy, tendrán que elegir a su sucesor. Y aquí es donde empezarán las risas. Así a bote pronto, los candidatos más destacables seguramente serán:

ESPAÑA-COMUNICACION-TRIBUNALES*Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez

El alcalde de Madrid tiene una justa fama de centrista y provoca pocos temores entre la izquierda, lo cual no deja de tener gran utilidad teniendo en cuenta que una parte de la izquierda sólo vota por miedo al PP. Además, Gallardón podría gobernar perfectamente aunque el PP no consiguiera mayoría absoluta.

Como desventaja, Gallardón cuenta con la oposición del sector más ultra del PP. Es probable que si él fuera candidato, gran parte de los votantes tradicionales del PP se abstendrían. Unas elecciones que enfrentaran a Gallardón contra Zapatero posiblemente serían las de menor participación de nuestra historia reciente.

Si sucede lo peor y Gallardón llega a presidente del gobierno, tendremos una política muy moderada en las formas y quizás también en lo social (lo que siempre se agradece) pero ultraliberal en todo lo demás salvo un pequeño detallito sin importancia, allí donde gobierna Gallardón la deuda se dispara.

esperanzaaguirrejpg

*Esperanza Aguirre y Gil de Biedma

La heroína de la derecha cuenta con el apoyo incondicional de los más extremistas, personificada en su vocero el “señor” Losantos. Unas elecciones con ella de candidata probablemente harían al PP arrasar en Madrid.

Sin embargo, sus más que evidentes afanes por ser “la presidenta en vez del presidente” han conseguido que sea uno de los personajes más odiados del partido… incluso dentro del partido. Por mi parte, veo fráncamente dificil que Esperanza Aguirre cambie radicalmente su costumbre de meter la pata cada vez que abre la boca. Mi apuesta es a que Aguirre se presentará enseguida como candidata a suceder a Rajoy, soltará un par de sandeces y el partido entero la barrerá para elegir a alguien más inteligente, como quizás Camps.  Por otra parte, Esperanza Aguirre como candidata al gobierno provocaría una movilización masiva de la izquierda y, seguramente, necesitaría de una mayoría absoluta para gobernar ya que ni ella sabría, ni podría pactar con nadie.

Si sucede lo peor y Aguirre llega a presidente del gobierno, tendremos una política de radicalidad liberal en lo económico y  de nacional-catolicismo en lo demás.  Los medios de comunicación sufrirán un fuerte acoso para “devolverlos al redil” en que estaban metidos en los tiempos de Aznar y las privatizaciones se acelerarían a unos niveles jamás conocidos en España.

camps_censure_debatejpg

*Francisco Enrique Camps Ortiz

En mi opinión, como llevo tiempo diciendo, es el que más posibilidades tiene de suceder a Rajoy. No provoca el miedo que provoca Esperanza Aguirre y es muy probable que consiga el apoyo del poderoso “partido ultra” una vez sea evidente que Aguirre no puede ganar.

El ser menos conocido en general que los otros candidatos le proporciona la ventaja de ser menos odiado, pero también la de ser menos querido.  Apesar de los muchos esfuerzos (y los muchos dineros públicos) que ha dedicado, Camps sigue siendo un semidesconocido para la población en general.  El anticatalanismo de que hace tanta bandera probablemente le dificultará la formación de un gobierno en minoría, sin olvidar que seguramente ahondará la crisis del PP catalán.

Si sucede lo peor y Camps llega a presidente del gobierno, tendremos un gobierno muy semejante al de Aznar. Con manga ancha para pactar si está en minoría y ultra-autoritario si consigue la mayoría absoluta. Camps es además un hombre inteligente que sabe bien como utilizar los mecanismos del estado en su propio provecho. Esto último, sin duda, no es una virtud.

2008021868ratodentro_20080219jpg

*Rodrigo de Rato Figaredo:

Si el quisiera, podría arrasar en el PP. Rato es sumamente popular tanto dentro como fuera del partido.  Si además sumamos la crisis, creo que está claro que Rato sería el candidato con más posibilidades de ganar las próximas elecciones.

Pero Rato es odiado por la camarilla de Aznar. Dos egos de ese calibre no pueden estar juntos mucho tiempo.  Aznar y sus acólitos siguen teniendo mucho peso en el PP, mucho más de lo que podría parecer. Por otra parte, no está claro que el mismo Rato esté interesado en ser presidente del gobierno.

Si sucede lo peor y Rato llega a presidente del gobierno, tendremos un presidente muy autoritario que ha acelerado con intransigencia y radicalismo liberal la crisis del FMI y que sólo consiguió sacarnos de la anterior crisis a costa de vender la mitad del país y de sembrar las semillas de la actual crisis. Rato no tiene ahora nada que vender para sacarnos de esta y, sinceramente, dudo mucho que su política de “liberalismo, liberalismo, liberalismo” pueda hacer otra cosa más que ahondar la crisis actual.

20070523235013-kultur-02s04-aznar-64-368jpg

*José María Alfredo Aznar López

No es para nada descartable que a Su Megalomanía le de por decidir salvar a España del caos en que él no tuvo nada que ver. Tiene a su favor que mucha gente pensaría que la oración anterior está cargada de razón.

Aznar tiene el inconveniente que tienen los grandes autoritarios cuando se marchan y luego quieren volver. Y es que aceptar sólo pelotas a tu alrededor tiene sus inconvenientes (en cuando puedan darte la puñalada, lo van a hacer). Aznar mantiene mucho poder dentro del partido, pero ha cedido demasiado. Por otra parte, la posible candidatura de Aznar como presidente del gobierno provocaría una movilización en la izquierda sólo equivalente a la que provocaría Aguirre.

Si sucede lo peor y Aznar ganara las elecciones, tendríamos una reedición de lo peor del anterior Aznar. Este sujeto está convencido de haber sido tocado por una especie de designio divino, y una nueva victoria electoral sólo agrandaría este pensamiento.

03incognita_1

*El tapado:

Siempre cabe la “solución Zapatero” y que surja un candidato de compromiso que no atemorice a nadie. Un nuevo Rajoy, vamos.  Este posible candidato desconocido tendría el inconveniente de que no controlaría realmente el partido hasta mucho después de haber ganado las elecciones, como le sucedió a Zapatero. Y si no las gana, pues será otro Rajoy.

Anuncios

Viernes, 19 diciembre 2008 Posted by | Política | Deja un comentario